ÚLTIMAS RESEÑAS HECHAS

20 de septiembre de 2017

RESEÑA: El palacio malvado




- Título: El palacio malvado
- Saga: Los Royal, 3
- Autoras: Erin Watt
- Páginas: 336



SI NO HAS LEÍDO LOS ANTERIORES LIBROS TE RECOMIENDO QUE NO LEAS ESTA SINOPSIS PORQUE TE HARÁS SPOILER.

Venganza. Misterios. Traición.
¿Será este el fin del mundo de los Royal?

La joven Ella Harper ha sido la última en llegar a la mansión de la familia Royal y, aunque los cinco hijos del multimillonario Callum Royal han intentado hacerle la vida imposible, finalmente se ha hecho un hueco entre ellos y en el corazón del rebelde Reed.
Pero su mundo se tambalea cuando Brooke, la prometida de Callum, aparece asesinada. Todos los indicios apuntan a Reed y Ella no podrá evitar sospechar de él. Además, las preocupaciones de la joven no acabarán ahí: su padre, supuestamente fallecido, está vivo y la quiere fuera de la mansión de los Royal…


ELLA DEBERÁ DESCUBRIR QUIÉN ES EL VERDADERO ASESINO ANTES DE QUE EL PALACIO DE LOS ROYAL SE VENGA ABAJO.


Como ya sabéis, normalmente os aconsejo leer la reseña de los libros anteriores, pero es que en este caso casi que os tengo que obligar a que leáis los libros porque ya simplemente en la sinopsis de este tercer libro se hacen spoiles de los anteriores. Aún así podéis leer las reseñas que hice de "La princesa de papel" y de "El príncipe roto".

SI NO HAS LEÍDO LOS ANTERIORES LIBROS TE RECOMIENDO QUE NO LEAS ESTA RESEÑA PORQUE TE HARÁS SPOILER.

Esta tercera parte comienza muy fuerte. En "El príncipe roto" vemos al final del libro cómo Reed es arrestado por el supuesto asesinato de Brooke. Además, en ese mismo momento en el que sale por la puerta, aparece Steve. Por si no tuvieran suficiente con el arresto de un Royal, ahora todos tendrán que volver a acostumbrarse a tener Steve rondando por allí. 
Supuestamente Steve llevaba nueve meses desaparecido, por lo que le dieron por muerto, he incluso su herencia ya estaba "repartida", pero ahora a vuelto y ha aparecido en la vida de Ella

Steve no sabía que tenía una hija, y desde el momento en el que finalmente se entera, empieza a ejercer como tal. El problema es que se le va un poco de las manos, y solo saber dar órdenes. Todo tiene que ser cómo, cuándo y dónde él quiere. Le da igual que Ella esté en clase, si a él le apetece empezar a crear un vínculo con su hija, la saca del colegio y ya está. Además, el hecho de que solo hable de sí mismo no ayuda en esa comunicación padre - hija. 
Desde el momento en el que Steve sabe que su hija y Reed están saliendo juntos va a intentar separarles porque según él no es buena compañía ya que está acusado de asesinato. Es por eso que Ella hará lo imposible por seguir viendo a su novio, aunque haya muchos obstáculos de por medio. 


Con respecto a los personajes, ya sabéis mi odio hacia Reed, y bueno, aunque en este libro su personalidad ha mejorado un poco, sigo diciendo que es un egocéntrico, engreído y que solo se preocupa por él mismo. Esta vez, se puede llegar a entender que las cosas que hace o las decisiones que toma es para proteger a su familia o a Ella, pero sigue sin pensar antes de actuar. 

Y claro, es que mi odio en este libro ha ido dirigido hacia otro personaje, y en este caso se ha convertido en el más odiado creo que por todo el mundo que lo ha leído. Os hablo de Steve; de buenas a primeras llega a la vida de Ella sin que ella esté acostumbrada a tener una figura parental al lado o incluso a una madre que la diga lo que hacer o la ponga límites. Y yo entiendo que los padres siempre quieren los mejor para sus hijos y que muchas veces los castigos y regañinas son muy necesarios. Pero en este caso. Steve se pasa todo el libro prohibiendo a Ella todo lo que la gusta, empezando por su trabajo en la pastelería. El hecho de que quiera pasar más tiempo con ella es una excusa para mantenerla alejada de Reed, y no me han gustado ninguna de las decisiones que ha tomado Steve a lo largo de la historia. Ha sido desesperante y he odiado el hecho de que ahora estuviera vivo. Además, todo lo relacionado a su desaparición es muy sospechoso, y junto con el pasado de Steve hacen que tenga muy mala opinión de él. 

Es Ella la que se encarga de hacer lo imposible no solo por ver a su novio, sino que también intentará buscar pistas para evitar que vaya a la cárcel. Siempre es ella la que tiene que poner de su parte para que todo vaya bien. Es ella la que va todo el rato detrás de Reed, sin importar todo lo que le haya hecho o dicho, y eso me ha desesperado en muchos momentos, porque me daban ganas de abofetearla para que se diera cuenta del tipo de persona que es Reed

De los demás hermanos apenas sabemos algo nuevo, y claro, eso me decepcionó porque yo necesito saber más sobre mi personaje favorito, Easton. Pero me he alegrado mucho al saber que las autoras van a sacar en 2018 varias historias cortas sobre los hermanos, y en concreto una sobre Easton, y ahora mismo no puedo ser más feliz. Tengo muchas ganas de poder saber lo que pasa por su cabeza y qué es lo que le está haciendo comportarse de una manera u otra. 


El libro se me ha hecho un poco lento porque durante 290 páginas solo se habla de los "no avances" en la investigación para salvar a Reed de ir a la cárcel, y poco más. Hay otros momentos absurdos que yo hubiera obviado o habría intentado sacar más partido, o incluso habría metido alguna segunda trama o un giro inesperado. Porque todo, todo el libro me ha parecido super predecible. 
Desde el principio ya sabía cómo iba a terminar el libro. Y aunque me ha gustado el final de la trilogía también tengo que decir que me esperaba otra cosa, algo que me sorprendiera y me dejara buen sabor de boca, diciendo "oh, vaya final". Es a partir de esa página cuando la cosa se pone interesante, porque como ya he dicho, durante las páginas anteriores no pasa absolutamente nada, y eso de que la acción solo ocurra al final pues no me ha gustado. 

Eso sí, el libro sigue enganchando al igual que los primeros porque la pluma de las escritoras es muy directa, clara, y sencilla. Me gusta mucho cómo escriben y espero seguir leyendo cosas de ellas, y si es posible algo en el que el personaje no sea como Reed o los protagonistas no tengan una relación tóxica, pues mucho mejor. 


Y por último quiero hablaros un poco sobre el diseño del libro. Me ha encantado que mantuvieran la portada original porque me parecen muy bonitas. Y una cosa que me gusta mucho de los libros, a parte de que sean de tapa dura como ya sabéis (aunque este no es el caso), es el hecho de que las páginas son muy gruesas, eso me gusta porque con las hijas normales muchas veces se trasparentan las letras del otro lado, y son tan finas que da miedo pasar de página por si se rompen. Así que ahí tengo que felicitar a Oz, porque el diseño del libro me ha gustado mucho. 

Si todavía no habéis conocido a Los Royal no sé a qué estáis esperando porque os harán sentir muchas cosas, como me ha pasado a mí, unas veces serán cosas buenas y otras no tanto. Pero sin duda, son unos libros muy frescos y rápidos de leer y con los que se puede disfrutar de una tarde de lectura, porque sí, en una tarde se leen. 

3,5/5

1 comentario:

  1. Si, en verdad estoy mas emocionada por la novela de Easton :) serán dos. Ya salió el primero Fallen Heir, tiene buena pinta.

    ResponderEliminar