ÚLTIMAS RESEÑAS HECHAS

22 de noviembre de 2017

RESEÑA: Mil veces hasta siempre




- Título: Mil veces hasta siempre
- Autor: John Green
- Páginas: 304
- Editorial: Nube de tinta


Aza nunca tuvo intención de investigar el misterio del multimillonario fugitivo Russell Pickett. Pero hay una recompensa de cien mil dólares en juego y su mejor y más intrépida amiga, Daisy, no está dispuesta a dejarla escapar. Así, juntas, recorrerán la corta distancia y las enormes diferencias que les separan del hijo de Russell Pickett, Davis.

Aza lo está intentando. Trata de ser una buena hija, una buena amiga, una buena estudiante y, tal vez, incluso una buena detective, mientras vive en la espiral cada vez más estrecha de sus propios pensamientos.


Aunque por la sinopsis podéis llegar a pensar que se trata de un libro de misterio en el que hay que descubrir qué ha pasado con el multimillonario, en realidad no es así. El libro se centra en Aza, y en sus problemas mentales. Ella tiene TOC (trastorno obsesivo compulsivo); piensa que su cuerpo no es suyo, que las bacterias que habitan dentro de ella acabarán con su vida. 
Llega hasta tal punto que el simple hecho de rozar a alguien se lo cuestiona al pensar en la cantidad de bacterias que pasarían a formar parte de su cuerpo. Entra en una espiral en la que sus pensamientos se apoderan de ella haciendo que tenga que abrirse una herida, con regularidad, para evitar que se infecte. Al principio esa herida se la hizo para darse cuenta de que era real, pero ahora tiene como rutina cada cierto tiempo echarse desinfectante para evitar que entren bacterias.

Con todos estos problemas que tiene Aza en su cabeza, también tiene que hacerle frente al instituto, a los amigos, y a las relaciones amorosas, y no es nada fácil. Cuando su amiga Daisy se entera de que el multimillonario por el que piden una recompensa es el padre de Davis, antiguo amigo de Aza, no duda en que tiene que hablar con él.
Aza lleva años sin hablar y sin saber nada de Davis, y aunque ella sentía algo por él en aquel entonces, ahora parece que es una más de entre todas las personas que buscan acercarse a él solo para conseguir la recompensa.

Pero esto no es así, Aza realmente siente algo por él. Pero no es sencillo: el simple roce con alguien ya la hacía pensar en las bacterias, así que imaginaros si ahora tuviera pareja y quisiera darle un beso. La cosa se complica, y los pensamientos de Aza van a mil por hora intentando impedir cualquier intercambio de bacterias.


Así que si ya de por si le resulta complicado dejar apartados sus pensamientos por un lado, ahora, al estar cerca de Davis su mente vuelva hacia ideas disparatadas impidiéndola que actúe como ella quiere.


Su amiga Daisy es su mayor apoyo, aunque no la comprenda del todo, si entiende que es complicado convivir con esos pensamientos. Pero todos tienen problemas, y aunque la historia se centre en Aza, también descubriremos que tanto Daisy como Davis no tienen una vida para tirar cohetes.

John Green ha hecho un gran trabajo al hablar del TOC mediante el personaje de Aza. Creo que nadie había hablado de ello desde dentro y eso ha hecho que entendamos un poco más cómo se siente una persona con este trastorno. Porque al igual que le pasa a la madre de Aza, ella no puede saber qué piensa su hija, o cómo se siente. Y gracias a Aza nosotros nos ponemos en su lugar y nos hace darnos cuenta de lo difícil que es vivir así. Ahí reconozco que me quito el sombrero, porque nunca es fácil hablar de lo que les pasa a los demás por la cabeza, y más en este caso, y encima contarlo tan bien, con unas descripciones muy precisas y detalladas.


No había leído antes a este autor, y la verdad es que manera de escribir me ha resultado dinámica. El tema principal del libro nos lo muestra a través de Aza, y a su alrededor crea historias secundarias como la desaparición del padre de Davis, o las historias que crea Daisy sobre Star Wars.

Para mí Daisy es un personaje muy importante en la vida de Aza porque es su mayor apoyo, y gracias a ella nos hace ver la importancia de la amistad, sobre todo cuando eres adolescente y estás en el instituto. El hecho de que tenga afición y viva la vida como si todo fuera una aventura ha hecho que me encante, porque tiene una perspectiva completamente diferente a la que conocemos mediante Aza.

Davis es el personaje que menos se llega a conocer, y me habría gustado saber un poquito más. Es un poético al que le gusta hablar con metáforas, con el que descubrimos que aunque nuestros pensamientos son nuestros y no tienen que ser iguales a los de los demás, en muchas ocasiones, esos pensamientos pueden llegar a ser muy parecidos, haciendo que comprendas a la otra persona.


Este libro me llegó por sorpresa a casa de parte de la editorial Nube de tinta, ya que yo no le había solicitado, y la verdad es que me alegro de haber podido conocer la pluma de John Green, ya que hasta ahora no había tenido ocasión. Así que no lo puedo comparar con sus otros libros, pero sí reconozco que me ha gustado. Así que mil gracias a la editorial, sobre todo a la chica de prensa que es un amor.

Creo que es un libro muy importante, porque no nos damos cuenta de lo que sufren las personas que tienen trastornos. Llegamos y decimos "está loca" pero en realidad no pensamos en todo por lo que están pasando ni hacemos nada para intentar que les sea más fácil seguir adelante y llevar lo mejor posible su trastorno.
Así que os animo a que le deis una oportunidad al libro, y espero que os abra los ojos en lo referente a pensar no solo en nosotros mismos, sino también a ponernos en el lugar del otro. Y que si no podemos hacer nada por remediar su trastorno al menos estar ahí para esa persona mientras lo afronta.

Además, el domingo subiré una entrada con todas las frases que me han gustado del libro, y os aviso de que han sido muchísimas. 
3,5/5

2 comentarios:

  1. A John Green lo dejé de lado hace mucho pero con esta temática creo que voy a volver a leerlo, me apetece ver cómo trata el tema de la enfermedad mental.

    ¡Muchas gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola guapísima!
    Conocí a John Green a través de Buscando a Alaska, y he de decir que a pesar de que fue una historia juvenil que tenía sus pros, para mi tuvo más contras. No llegué a empatizar con los personajes, había algunas actitudes que (para mi) no concordaban con la edad de los protagonistas... En fin una serie de cosas que no me gustaron y que hicieron que, a pesar de que Bajo la misma estrella no lo leí, pero sí que lo ví tanto en V.O como cuando se estrenó en España, creo que me habría gustado mucho más.
    Que un escritor dedique su tiempo a hacer novelas como estas sobre personas que padecen trastornos sin perderse en la narración y la importancia con la que escribe dicho libro me parece plausible. No todos tienen esa capacidad. Al final cuando lees buscas que el autor no se salga de la intención principal con la que empieza a escribirlo; si ha sido así me parece estupendo. Yo no he leído nada sobre TOC, si que hace poco han estrenado en España una película que trata sobre ese trastorno pero no me ha dado la vena por verla. No le doy nunca muchas oportunidades al cine español, sin embargo no está de más saber en qué consiste y como perjudica a cierto porcentaje de la población ese problema.
    Cuando tenía alrededor de 14-15 años leí un libro en el instituto El diario secreto de Adrian Mole, no sé si lo conocerás pero ese niño estaba obsesionadísimo con los granos. Llegó un momento del libro que se me hacía insoportable y puede, por lo que cuentas sobre Aza, que en ocasiones me encantaría sacarla del libro y zarandearla un poco; claro que, teniendo en cuenta su problema, una recapacita, pero por lo que has contado sobre ella creo que habría más de un momento en el que me gustaría hacerlo xD

    Me alegro que hayas conocido la pluma de Green y, sobre todo, que te haya gustado como escribe. Espero que le des más oportunidades ;)
    Un besazo corazón.

    Pd. Ánimo con la Universidad

    Etérea

    ResponderEliminar